Dios esta disponible aqui y ahora

Por mucho tiempo durante mi juventud, pensaba y creia que Dios no estaba tan disponible para mi. Era un Dios lejano y distante que podia interceder tangencialmente en mi vida pero que todas las areas de mi existencia incluyendo mi carrera profesional, mi vida familiar y amorosa eran responsabilidad completamente mía y de los esfuerzos que colocara en cada una de estas areas.

No era una vida compartida con Dios.  El estaba “allá” y yo estaba acá, luchando día a día. Curiosamente no era así en mi infancia.. En esa época sentía mas su presencia y oraba con Dios mas frecuentemente. Contaba con un Dios mas cercano y creería mi fé era mas natural y solida.. Quizás esa es una de las razones por las cuales Jesus nos invita a que seamos como niños. (Mateo 18:1-5, Marcos 9:33-37, Lucas 9:46-48). Humildad, sinceridad, total dependencia en el Padre son algunas de las características de un niño y es lo que Jesus nos enseña a tener presente para entrar al Reino de los Cielos.

Fue solo después de varias pruebas difíciles en mi vida y de la gracia de Dios que empecé a buscar la verdad y esto me llevó a estudiar la vida de Jesucristo y de nuevo a leer y meditar en los envangelios. Con el tiempo, poco a poco he venido sintiendo mas la presencia de Dios. El esta siempre disponible para escucharnos. No necesitas estar preparado intelectual o fisicamente para establecer esa comunicación.

No lo olvides. Dios esta en una continua búsqueda de nuestros corazones.  La gran invitación que tenemos como hijos de Dios es la de poder entrar juntos al Reino de Dios que esta disponible, ahora en este momento, no importa las circunstancias actuales en nuestras vidas. Mateo 4:17.  Invita a Jesus a tu vida y el transformará tu corazón poco a poco. Recuerda que Jesus, el hijo de Dios, vino a este mundo a vivir una vida sin pecado, una vida pura llena de amor que nadie a podido vivir. El murió por nuestros pecados y resucitó al tercer dia para que tengamos una vida plena y podamos vivir eternamente. Juan 3:16, 1 Juan 5:13, Juan 10:10.

 

 

 

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Site Footer