Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?

Normalmente catalogamos la mayoría de las cosas que nos ocurren en nuestra vida de manera negativa. Es como si de manera inconsciente le pusiéramos un sello de mala suerte a casi todo lo que nos pasa, sin revisar con otros puntos de vista lo que nos está pasando.  Si en el trabajo nos asignan a un proyecto específico, es posible que el primer pensamiento que nos cruza en la mente sea que nos están moviendo porque alguien desea que nos

Continue

Site Footer